Pague nuestros productos hasta en 6 cuotas con sus tarjetas de crédito preferidas:

flores de bach comprar cuotas santiago

Curso de Flores de Bach - Esencias Flor de Luz

Curso flores de Bach santiago diplomado

En este curso veremos todos los contenidos necesarios para formarnos como terapeutas florales de Bach, de forma teórica y práctica.  Nos interiorizaremos en el alma de cada esencia, para que nuestra comprensión de ellas sea completa, tan profunda como sea posible.

 

*** PROMOCIÓN ESPECIAL ***

15% de descuento si cancelas el curso completo.

10% de descuento si van 2 personas juntas al curso.

  • Fecha: Martes 4 de mayo de 2016
  • Horario:  Los días Martes y Jueves de 10:00 a 12:00 horas.
  • Duración: 4 meses.
  • Lugar: Av. Nueva Providencia 2211, oficina 914. Metro Los Leones.
  • Valor: $100.000 mensual.
  • Matrícula: 10.000
  • Cupos: Mínimo 4 alumnos, máximo 10.

Incluye:

*Descuento promocional en tu set de flores de Bach Flor de Luz.

*Terapia continua para los alumnos.

*Material de estudio.

*Clases teóricas y prácticas.

*Sesiones de análisis de casos.

*Clase práctica al aire libre donde crearemos nuestras propias esencias.

*Coffee breaks

 

 

Puede cancelar la matrícula del curso de Flores de Bach vía web o hacerlo mediante depósito bancario y así asegurar su cupo en éste.

 

El resto de las mensualidades pueden ser canceladas personalmente al inicio de cada mes.

 

Haga click en el siguiente botón para reservar su cupo cancelando la matrícula:

 

                                                  

Qué son las Flores de Bach - Curso de Flores de Bach

Curso de Flores de Bach santiago centro formacion diplomado

La terapia floral de Bach, más conocida como "flores de Bach" es un poderoso tratamiento que es capaz de sanar con gran eficiencia varias desarmonías en el individuo, que pueden ser físicas, mentales y/o emocionales.

 

Desde su creación a principios del siglo XX por el doctor Edward Bach, su fama ha crecido a pasos agigantados, debido a la gran eficacia de esta terapia al momento de tratar aquello que perturba a los individuos.

 

Para ser un buen terapeuta floral no basta sólo con conocer las esencias, sino que éstas deben vivirse y ser concientizadas no sólo desde la mente, sino que de forma experimental. Esto es lo que realizaremos en este curso de formación de terapeutas florales de Bach: Comprender las esencias florales como símbolos sanadores dinámicos, vivos que interactúan con la vida constantemente.

 

A lo largo del curso de Flores de Bach veremos todo lo necesario para poder hacer eficaces y profundos tratamientos en nosotros y nuestros pacientes.

Temario - Curso de Flores de Bach Santiago

  • Filosofía del Dr. Bach.
  • Los errores fundamentales del Dr. Bach.
  • Las 38 esencias florales.
  • Los 12 curadores y los 7 ayudantes.
  • Remedio de Rescate.
  • La signatura de las esencias de Bach: análisis del porqué cada flor trabaja cada cosa.
  • Catalizadores florales.
  • Trabajo floral con los arquetipos de Carl Jung.
  • Análisis de carácter a través de la psicología Reicheana.
  • Uso psicosomático de las esencias.
  • Otras formas de aplicar las esencias.
  • Esencias y chakras.
  • Desarrollo de la terapia.
  • Migraciones: seguir los cambios de nuestros pacientes con las flores.
  • Clases prácticas de diagnóstico, análisis de casos.
  • Conocimiento experimental de las esencias florales de Bach.
  • Tratamiento de los alumnos con la terapia durante todo el curso.
  • Preparar las fórmulas.
  • Ética  del terapeuta floral.
  • Flores de Bach en animales.
  • Flores de Bach en plantas.

 

  • Crear nuestras propias esencias (clase extra al aire libre).

 

 

Más sobre las flores de Bach

vie

31

ago

2012

Más allá de las Flores de Bach - Terapias alternativas

Flores de bach terapias alternativas

Las flores de Bach y, por supuesto, todas las esencias vibracionales en general, son una poderosa herramienta de sanación y autoconocimiento, que podemos usar tanto en terapia de patologías físicas, como emocionales, mentales y también como un medio para facilitar el camino de autorealización espiritual. Sin embargo, su uso se extiende mucho más allá de estos horizontes e, incluso, las cualidades de cada esencia por sí sola son mucho más profundas de lo que se cree, debido a que hay un muy pequeño conocimiento de éstas, ampliamente extendido entre terapeutas y –lo que es peor- profesores del tema.

 

Las esencias vibracionales, famosas hoy en día por las flores de Bach, son la extracción de la vibración de vegetales, animales, personas, minerales y mucho más. Al hacer esto, el agua se carga con toda la información que contiene aquello que nos prestó su vibración. Finalmente, cuando consumimos esta esencia en “gotitas”, estamos adquiriendo esa información, estamos aprendiendo algo, es como si un maestro nos estuviese susurrando directo al inconsciente todo lo que tiene que enseñarnos; literalmente.

 

Lo que sucede hoy en día y que limita mucho el alcance de las terapias de este tipo, es que hay un pobre conocimiento de los verdaderos alcances de cada esencia. Muchos las ven como medicamentos estáticos y rígidos que sólo cumplen una determinada función. Sin embargo, son literalmente entidades vivas, son seres dinámicos con carácter, virtudes y puntos de vista, que nos son traspasados y de los cuales nosotros asimilamos aquello que necesitamos. Las esencias son seres, de hecho, son algo así como el “alma” de la flor, mineral o lo que sea que se haya utilizado para crearla.

 

La esencia es un alma que te enseña todo lo que sabe al consumirla, que incluso tiene una historia y que tiene estrategias para justificar sus estados de desarmonía, así como también para rearmonizarse.

 

Es muy común leer en esas guías básicas de flores de Bach en internet o en farmacias homeopáticas cosas como “Mimulus: miedo de origen conocido, Aspen: miedo de origen desconocido, etc.”. Está bien, son guías básicas que son de muy poca ayuda en un tratamiento real, pero que pueden ser útiles como recordatorios a terapeutas que las conocen en su verdadera dimensión. Lo que sí es bastante penoso es que hay cursos que no enseñan algo muy distinto a lo expuesto anteriormente.

 

Las esencias son personas, son maestros. Aspen no es “miedo de origen desconocido”, de hecho, ¿qué significa “origen desconocido”? Un ser en estado Aspen desarmonizado, está así porque algo le sucedió en el pasado, porque tiene carencias de ciertos pilares fundamentales de la personalidad, porque algo lo lleva a sentir que el mundo es hostil, que él está contra el mundo. ¿Es miedo de origen desconocido, entonces? No, Aspen es mucho más, el tratamiento es mucho más profundo si utilizamos un enfoque realmente holístico, de verdadera dedicación y análisis hacia nuestros pacientes.

 

El mundo de las infusiones vibracionales es muy hermoso, pero necesita con urgencia que se trate su conocimiento con la verdadera dimensión que tiene, así éstas pueden ser de mucho más ayuda. La medicina holística es profunda, es sanadora desde el alma, es dinámica; no es una versión new age de la medicina alopática.

 

 

Este 17 de octubre comienza un curso de formación de terapeutas florales de Bach en Santiago centro. Puede informarse más en los siguientes enlaces:

 

http://www.ajnaom.cl/cursos/curso-flores-de-bach/

http://www.esenciasflordeluz.com/cursos-y-talleres/curso-flores-de-bach/

 

0 comentarios

mar

24

jul

2012

La terapia floral en los nuevos tiempos

Como muchos ya sabemos, la terapia floral no sólo tiene una aplicación para la salud física del consumidor, sino que también tiene un gran poder sanador en el nivel mental y emocional del individuo. De hecho, esta amplitud se debe a que en realidad somos un sólo sistema unificado; no estamos divididos en partes o cuerpos, somos un sólo ser. Lo que le sucede a nuestro cuerpo resuena en nuestras emociones, mente, espíritu. El proceso es igual independiente de en qué nivel se origine la desarmonía.

 

La maravilla de esta nueva medicina es que provoca todo un cambio de paradigma en la forma en que vemos al mundo y a nosotros mismos. Ya no somos víctimas que sufrimos a la vida, que existimos a pesar del mundo. Gracias a estos nuevos enfoques, somos seres responsables de nuestro pasado, presente y futuro, que tenemos todo el poder para cambiar la forma en que nos desenvolvemos.

 

Tenemos desarmonías porque las hemos creado o elegido hasta cierto punto, ya no podemos culpar a nadie. Tenemos la elección de sanar y trascender el conflicto que gatilló la patología -física, emocional o mental-, así como también podemos quedarnos en el status quo y asumir las consecuencias que esto nos traiga.

 

Responsabilidad. Somos responsables de nuestras vidas, de cómo la vivimos. No es que vayamos a controlar cada aspecto de ella, porque eso es lo que debemos entender, no podemos controlar la vida. En el momento que lo intentamos, entrando en conflicto con ella, enfermamos. Pero sí podemos permitir que en ella sucedan todas aquellas cosas que merece toda criatura por derecho de existir como: abundancia, felicidad, salud, bienestar. Esa es nuestra elección: permitir o controlar.

 

Intentar controlar es el gran problema, resistirnos a la vida es lo que nos enferma, porque le tememos. Hasta que no nos hacemos responsables no somos conscientes de que en realidad el problema con la vida y sus experiencias no es intrínseco a los hechos, sino que es una percepción propia.

 

La vida es incontrolable, siempre va a seguir avanzando y creciendo. ¿Pero para qué temerle? somos la vida. Mientras intentes que no suceda, el sufrimiento seguirá, la enfermedad seguirá. Las esencias florales son maestras que te ayudan a entregarte a la vida y sacar el máximo provecho del presente, aceptándolo tal como es y actuando desde ahí, desde la armonía con la existencia.

 

En los nuevos tiempos tenemos que hacernos responsables de nuestras vidas, de cómo la vivimos. Nada mejor que las esencias florales y la meditación para lograrlo. Con estos métodos tan poderosos y profundos podemos empezar a relajarnos ante los sucesos y nos permitimos actuar con mayor sabiduría y paz, no desde estrés y conflicto.

 

Esta es la lección de las esencias florales, una profunda enseñanza que puede ser de gran importancia tanto para los individuos como para toda la humanidad.

 

Flor de Luz

 

www.esenciasflordeluz.com

0 comentarios

dom

13

may

2012

Clematis: Sabiduría de las Flores de Bach

La historia de la humanidad siempre se ha visto dividida por polaridades, por opuestos en  conflicto. La lucha entre los polos es la tónica en la cronología de nuestro mundo: Buscamos algo y evitamos otra cosa. Hoy, cuando tenemos la oportunidad de crear un nuevo mundo, cuando la conciencia crece y crece dentro del planeta, es crucial que la disputa cese, que la mutilación de la realidad en las mitades que nos gustan se detentga. Clematis, esta maravillosa flor hecha esencia vibracional por el Dr. Edward Bach, tiene mucho que enseñarnos al respecto y es portadora de una conciencia que necesitamos ahora más que nunca.

 

Una pequeña planta rastrera, con raíces débiles y poco profundas, con un tallo frágil que solo puede erguirse enredándose en otros vegetales; flor blanca, da la impresión de ser una nube, algo muy liviano y volátil. Se seca completamente en la llegada del invierno y se abre vigorosamente apenas sale el sol. Así es Clematis, una de las esencias que contiene una clave maestra para estos tiempos de cambio y expansión de la conciencia.

 

La clásica personalidad Clematis se ve reflejada perfectamente: Personas extremadamente soñadoras, poco arraigadas y adaptadas al planeta, evitan de cierta forma la existencia terrenal, están constantemente sumidos en ensoñaciones y pensamientos. Distraídos. Podríamos decir que hasta reprimen su existencia humana, su animal y pretenden ser algo que no son, anhelando un futuro mejor, fingiendo que no tienen cuerpo físico, deseando inconscientemente “andar volando” por la vida.

 

Si lo vemos objetivamente, se corresponde mucho con el estereotipo del “ser espiritual” que tenemos en occidente, sin embargo en las antiguas tradiciones orientales y en palabras de grandes seres iluminados, esto es completamente erróneo y es sólo otra ilusión más. La gran realización que han tenido los maestros espirituales es la aceptación del flujo de la vida, simplemente observarlo y no tener conflicto con ello. Se trata de ser quien uno es, permitirnos ser, permitir nuestra luz y nuestra sombra, ya que son manifestaciones de un ciclo mayor que nosotros, mucho más sabio. Cuando intentamos ser alguien que no somos, ser sólo luz, ser sólo espiritual, no tener sombra, ni ser terrenal; nos mutilamos de la misma forma que nos ha mutilado la sociedad. En el mundo new age actual, el “deber ser” se mantiene en gran medida, sólo que apuntando a algo más sublime, más aceptado socialmente.

 

Nosotros queremos crear un mundo mejor, para eso tenemos que reconciliar las paradojas, reconciliar los opuestos: No están luchando entre sí, se sostienen mutuamente y danzan en la eternidad, están jugando. Luz/oscuridad, yin yang, cielo y tierra. No sacamos nada escapándonos de la existencia terrenal y anhelando otra cosa, ensoñándonos en una fantasía o siendo absolutamente cerrados al mundo espiritual, ya que esto es sólo irse al polo opuesto del que nos encontrábamos anteriormente. La aceptación del flujo es la clave de la realización mística. El camino del medio, como lo llamaba Buda.

 

La vida en la tierra puede que sea dolorosa, es cierto. Aquí y Ahora estamos en el planeta, estamos trabajando en ayudar a que nuestro entorno sea más humano y respetuoso, mas auténtico, más integral. Si creemos que crear un mundo que se oponga absolutamente a éste es lo correcto, estamos destinados al fracaso, porque “todo lo que se resiste persiste”, si reprimimos lo que no nos gusta, la olla a presión va a volver a estallar. Lo que sí podemos hacer es aceptarnos en nuestra totalidad, nuestro cielo y nuestra tierra, nuestros primeros chakras y los últimos y construir un mundo respetuoso, que acepte nuestra condición de animales y honre nuestra otra condición: seres espirituales encarnados.

 

Clematis nos viene a plantar en la tierra y a conectarnos con las experiencias místicas en igual medida. Seamos árboles grandes y fuertes, con ramas maravillosas y hojas grandes y frondosas. Pero para poder crecer y florecer de verdad tarde o temprano tendremos que echar raíces profundas en la tierra.

 

Flor de Luz.

 

Leer más 3 comentarios

sáb

10

mar

2012

La curación a través de la Energía

La curación a través de la energía es una ciencia que aún está en desarrollo y que abre las puertas de par en par para el ingreso de un nuevo paradigma a nuestro mundo. Tratamientos eficaces que funcionan sólo con principios energéticos, como la terapia floral, el Reiki o el EFT son prueba de ello. Aunque puedan parecen absurdos para el común de la gente, cada vez son más las personas que comprueban su efectividad y cada vez adquieren más aceptación en la comunidad médica y científica que no se ha dejado dominar por intereses o presiones ajenas al progreso de la humanidad.


A pesar de que en los colegios aun se enseñe que la materia es algo sólido, que gran parte de los científicos sigan funcionando bajo este concepto y que la gran mayoría de la gente siga creyendo en la idea de que el mundo está formado por partículas; algo está cambiando rápidamente en la mente colectiva: se está asentando en el conocimiento general de cada vez más individuos el nuevo paradigma científico que fuera descubierto por los físicos en el siglo pasado, impulsados por la teoría de la relatividad de Einstein.

 

De una u otra forma, cada vez es más común oír hablar de la efectividad de terapias “alternativas” que sólo funcionan bajo mecanismos energéticos. Si bien para la mayoría sigue siendo una idea absurda, los casos de sanación son muchos y la opinión pública está comenzando a respetarlas cada día más. Esto no sólo significa un beneficio para quienes obtienen resultados positivos con los métodos mencionados, sino que es un reflejo de la gran expansión en la conciencia que está sucediendo a nivel planetario. Nos estamos dando cuenta de que la energía no es sólo un productor de calor y movimiento, sino que parece ser una especie de llave a algo más, lleno de misterios y nuevas posibilidades.

 

En el siglo XX los físicos descubrieron algo asombroso: la materia no es sólida, sino que más bien es sólo energía condensada. Si vamos al origen último de cualquier manifestación física, nos encontramos con energía en potencia y, más abrumador todavía, con nada: el campo cuántico. Nada es el origen de todo. Desde el vacío infinito que es el campo cuántico es de donde toda la realidad como la conocemos brota.

 

En lo más profundo de la materia, más allá del átomo, más allá de los protones, neutrones y demás, hay sólo energía en potencia, no existe ni el espacio ni el tiempo. De ese lugar infinito y atemporal es de donde procede todo lo que fue, es y será.

La energía, por lo tanto, es el origen de todo lo que existe. Se contruye a sí misma, se crea y se recrea, dando forma a todo lo que existe. Es debido a esto que al facilitar energía natural y armónica a una persona ésta sana en todo aspecto. Su enfermedad o conflicto emocional sólo se debía a energía desarmonizada en su interior, lo que se manifestaba en ciertos desórdenes. Corrigiendo dicha perturbación es cuando la salud y bienestar hacen su entrada en nuestras vidas.

 

Una mente cerrada y rígida, aparatos electrónicos que emiten radiaciones hostiles para la naturaleza, mala alimentación, falta de ejercicio físico, exceso de medicamentos y un sinfín de factores, producen dicha distorsión en el campo energético de los humanos. Éste, al ser el verdadero centro del ser, termina expresando discordia emocional, patologías y todo lo que provoca infelicidad en el individuo.

 

Todo aquello que signifique energía equilibrada -u “orgón” como fue denominada por Wilhem Reich- y amorosa, como por ejemplo las plantas, los minerales, una alimentación sana, meditación, por mencionar algunos factores de sanación; traerá bienestar y felicidad en el individuo, lo que se convierte finalmente en una salud perfecta y equilibrada, ya sea física, mental o emocional.

 

En Flor de Luz nos dedicamos a fomentar este tipo de sanación en tantas personas como sea posible, por el bien de los individuos, del planeta y toda la humanidad. Es por esto que además de producir amorosa y delicadamente esencias florales de Bach, esencias de gemas y fórmulas preparadas para terapeutas y particulares, también ofrecemos servicios terapéuticos holísticos de Reiki, Terapia Floral, EFT y Reflexología.

Es nuestra forma de acercar a las personas a la salud integral y así co-crear un entorno más amigable y consciente donde existir, siendo un granito más de arena en el camino para que la conciencia del universo cuántico, de que todos somos un solo ser, se establezca en nuestro bello planeta.

 

Esta es tarea de todos. Mientras más seamos, mejor. Aplica estos conocimientos en tu vida, enséñaselo a quienes conozcas, haz un enorme servicio al mundo y expande la conciencia en tu entorno inmediato.

 

Flor de Luz.

 

 

1 comentarios

sáb

04

feb

2012

Aplicación de la terapia floral de Bach en niños con manifestaciones de temor y miedo

Dra. Martha Cruz Torres, Dr. Jesús Ángel Quintero García y Enrique Fong Hernández 


RESUMEN

Se hizo un estudio descriptivo y transversal sobre la evolución de 40 pacientes que acudieron a las consultas de Medicina Tradicional y Natural y de Psicología, respectivamente, del Hospital Infantil Sur de Santiago de Cuba durante el cuatrimestre marzo-junio de 1999, por presentar desequilibrios y otras alteraciones de la salud relacionados con el miedo, que fueron tratados con esencias florales de Bach para determinar la efectividad de la terapia floral como opción terapéutica en niños y adolescentes con trastornos emocionales de esa índole. La favorable evolución observada en la mayoría de ellos puso de manifiesto la utilidad de este tratamiento para eliminar las manifestaciones de temor y miedo, tan comunes en la infancia, y mejorar la calidad de vida de los afectados.


---------------------------------

Las emociones son reacciones afectivas de aparición brusca, gran intensidad y carácter transitorio, que se acompañan de cambios somáticos ostensibles. En niños y adolescentes, los estados de ánimo que suelen provocar desequilibrios son: la indecisión y el miedo, y por ser este último el de mayor incidencia, fue escogido como tema central para el presente estudio.

A diferencia de las hierbas medicinales, que vibran a una frecuencia similar con la materia, los remedios florales tienen una signatura vibracional mayor.

Al inundar el campo de energía con estas frecuencias más elevadas, todo el organismo se alinea con el flujo cósmico. Las notas discordantes de la emoción negativa que frenan las vibraciones y hacen sentir mal a las personas, son puestas en armonía.

La razón de este trabajo fue abundar en dicha terapia para obtener más conocimientos sobre la eficacia de las esencias florales de Bach en niños con manifestaciones de temor y miedo.

 

MÉTODOS

Se hizo un estudio descriptivo, transversal y retrospectivo de 40 pacientes mayores de 2 y hasta 16 años, que acudieron a las respectivas consultas de Medicina Natural y Tradicional y de Psicología del Policlínico de Especialidades Infantil Sur de Santiago de Cuba en el cuatrimestre marzo-junio de 1999, por presentar desajustes emocionales relacionados con temor y miedo, para cuyo tratamiento se tomó en cuenta lo establecido en la Declaración de Helsinki sobre las investigaciones en seres humanos con fines terapéuticos.

 

Se emplearon los remedios florales que a continuación se mencionan:

  • Rock Rose (heliantemo)
  • Cherry Plum (cesarífera)
  • Mimullus (mímulo)
  • Red Chestnut (castaño rojo)
  • Aspen (álamo)
  • Holly (acebo)

Presentación

En frascos de 30 mL, de color ámbar, con una dilución de 2 gotas de cada remedio floral de Bach antes citado y que necesitara el paciente.

Si el paciente presentaba algún síntoma de miedo, además de celos, se combinaban los remedios contra el miedo con Holly.

 

Dosis: Vía oral

Se indicaron 4 gotas directamente sobre la superficie lingual 6 veces al día, hasta que se obtuviera una mejoría.

Para evaluar la respuesta al tratamiento se consideró:

  • ·         Mejorados: Los pacientes en quienes no se manifestaron los síntomas que denotaran temor y miedo.
  • ·         No mejorados: Los pacientes en quienes no hubo modificaciones en cuanto a los síntomas que denotaran temor y miedo.

Duración del plan terapéutico: hasta 4 meses.

Los síntomas y signos valorados incluyeron: sudoración, timidez, pena, celosimpulsividad y agresividad, mentira-negación-evasión, indecisión, tartamudez y miedo a la oscuridad.

Se aplicó además psicoterapia de apoyo a la familia y en la escuela. El paciente recibió tratamiento psicoterapéutico, asesorado por la psicóloga.

 

RESULTADOS

Las manifestaciones de miedo (tabla 1) predominaron en los pacientes de 7-11 años (37,5 %), aunque las diferencias numéricas no fueron tan acentuadas en relación con los otros 2 grupos etarios. En cuanto al sexo, el femenino prevaleció sobre el masculino (57,5 y 42,5 %, respectivamente).

El tratamiento comenzó a ser efectivo al mes de aplicado, cuando 11 (28,5 %) experimentaron mejoría, mientras que 16 (40,0 %) la lograron a los 2 meses y 13 (32,5 %) a los 3.

 

         Tabla 1. Pacientes con manifestaciones de miedo según grupos etarios


Grupos etarios (en años)

No.

%

2 - 6

13

32,5

7 - 11

15

37,5

12 - 16

12

30,0

Total

40

100,0

Entre las manifestaciones de temor y miedo (tabla 2), los dos primeros lugares fueron ocupados por la indecisión (75,0 %) y la pena (65,0 %); y salvo la tartamudez, que solo se presentó en un niño (2,5 %), los restantes síntomas y signos estuvieron representados en porcentajes fluctuantes entre 32,5 y 45,0.

De los 40 integrantes de la casuística, 36 (90,0 %) mejoraron ostensiblemente con la terapia floral de Bach.

 

        Tabla 2. Manifestaciones de temor y miedo


Manifestaciones *

No.

%

Indecisión

30

75,0

Pena

26

65,0

Timidez

18

45,0

Mentira-negación-evasión

18

45,0

Miedo a la oscuridad

17

40,2

Celos

16

40,0

Sudoración

13

32,5

Impulsividad y agresividad

13

32,5

Tartamudez

1

2,5

* En un mismo paciente podían concomitar 2 ó más.

 

DISCUSIÓN

Los resultados de nuestras investigaciones en niños y adolescentes han revelado que entre los estados de ánimo más comúnmente encontrados en ellos, figuran: temor, miedo e indecisión, los cuales se agrupan como síntomas de neurosis.

Las neurosis se derivan de trastornos conflictivos, cuyas manifestaciones neuróticas son consecuencia de simples hábitos adquiridos. 

 

Según las edades predominan:

De 2 a 4 años: Miedo a la oscuridad, las catástrofes, los seres imaginarios (fantasmas y brujas) y la separación de los padres.

De 5 a 6 años: Continúa el miedo a la oscuridad y aparece el miedo a la muerte, que se proyecta a la figura de la madre.

De 7 a 9 años: Temor al ridículo y daño físico.

De 10 a 12 años: Temor al proceso escolar, los accidentes, las enfermedades y los conflictos familiares.

De 13 a 16 años: Miedo a la pérdida de la autoestima y al fracaso en las relaciones sociales.

 

Todo conflicto no resuelto en solitario provoca un trastorno físico u orgánico, una decodificación cerebral. La enfermedad constituye la somatización de la emoción en desequilibrio.

El presente estudio permitió corroborar que la terapia floral de Bach es un tratamiento efectivo para controlar las emociones de temor y miedo, tan habituales en la infancia y adolescencia, con lo cual mejoran la calidad de vida y el propio ser humano.

Por todo lo anteriormente expuesto se recomienda incorporar la mencionada terapia como una forma más para tratar a niños con manifestaciones de miedo, así como vincularla a las consultas de Psicología y divulgar sus beneficios por los medios de difusión masiva, a fin de que toda la población esté informada acerca de esta ventajosa opción terapéutica.

 

(Extracto del estudio original)

 

0 comentarios

mar

31

ene

2012

El enfoque adaptógeno de la terapia floral

En la terapia floral se utiliza clásicamente la esencia vibracional de la flor para que ésta nos armonice entorno a un tema. Por ejemplo, si alguna persona es demasiado distraída o “vive en las nubes”, le damos Clematis del sistema de Bach en el preparado para que lo ayude a aterrizar y disfrutar del presente, en lugar de dormir con los ojos abiertos.

 

Como todas las flores del sistema de Bach y de cualquier otro, Clematis representa un símbolo, en este caso la desconexión. Lo que hace la flor dentro de nosotros es resonar con todo lo referido a este tema, removerlo y limpiarlo, permitiéndonos llegar a un nivel ideal de conexión. Es decir, con sus frecuencias nos aterriza, pero es imposible que nos deje en un estado absolutamente “terrenal”, olvidando lo otro, ya que todas las esencias vibracionales son adaptógenas, o sea que nos dejan en el punto medio, jamás nos llevarán a un extremo patológico.

 

Todo terapeuta floral sabe lo anteriormente expuesto. Sin embargo, no se ha hecho el hincapié suficiente en esta idea, dándole una cualidad casi anecdótica. Lo cierto es que si trabajamos con conciencia de este hecho, podemos utilizar las esencias desde su punto de vista adaptógeno para aportar más en la sanación. Para ilustrarlo, volviendo a Clematis, he visto sorprendentes resultados en gente que la consume no para “aterrizar”, sino para “despegar” en cierta forma. Supongamos que hay una balanza la cual tiene en un lado la excesiva terrenalidad y falta de mundo interior, y en el otro lado la ensoñación e idealización patológica. Al trabajar la “desconexión”, la balanza se equilibra en el sentido que sea necesario y nos deja equilibrados, en el punto medio exacto. 

 

Sin embargo, pareciera que se enfatiza demasiado en el aspecto de "eliminar cosas malas" que tienen las flores. Incluso, en jerga terapéutica se dice que alguien es "Clematis" cuando encaja con su apsecto negativo, pero nunca se le dice así a alguien que esté en un estado de conexión armónica. Olvidamos que son una moneda de dos caras y, como solemos hacer los humanos, nos quedamos pegados en la negativa en lugar de reconocer el fenómeno en su globalidad.

 

Ilustrando la idea central, si una persona está trabajando Centaury, referente al sometimiento, el “esclavo” por decirlo de forma gráfica; al consumir Vine que normalmente se le receta a las personalidades tiránicas, puede cultivar su tirano interior y así equilibrar a su eje gobernador/esclavo. 

 

Las esencias vibracionales son remedios maravillosos a los que aún no se les conoce su verdadero potencial. Éstas, al no ser químicas, son absolutamente inocuas e incapaces de producir desarmonía. Gracias a estas bellas propiedades es que podemos utilizarlas no sólo viéndolas como herramientas que eliminan patrones “malos”, sino también como maestras que nos enseñan y ayudan a cultivar nuevos aspectos de forma responsable y amorosa.

 

Este enfoque nos recuerda que todo tiene algo que enseñarnos. No porque seamos "esclavos" debemos odiar al "tirano". Todo lo contrario, la sanación sucede cuando ambos se reconcilian.

 

Martín Calbacho

 

3 comentarios

mar

31

ene

2012

¿Cómo funcionan las flores de Bach?

Las flores de Bach son un excelente método de sanación para todo tipo de personas, animales y vegetales, ya sea en el tratamiento de patologías clasificadas a nivel clínico o también como instrumento de autoconocimiento y avance en el camino de la autosanación.

 

La sanación con infusiones vibracionales es un método creado en Inglaterra a principios del siglo XX, donde en vez de usar las propiedades químicas de un vegetal específico, se utilizan sus vibraciones, es decir su energía. Esto hace que el alcance sanador sea mucho mayor y que no haga del consumidor un dependiente de ellas.

 

La planta energéticamente representa un símbolo a nivel del inconsciente colectivo y biológico. Este símbolo arquetípico al ser insertado en uno mismo cultiva la armonía personal con respecto a dicha “imagen”. Por ejemplo, si Centaury representa el arquetipo del sometimiento, al consumirla vamos a armonizar nuestras actitudes donde nos comportamos de forma pusilánime y patológicamente servil. Al entrar la vibración de Centaury en nuestro campo áurico, resuena en todos nuestros cuerpos, esto incluye al mental y el emocional, produciendo así una limpieza interior de todo lo relacionado a su símbolo, en este caso el sometimiento.

 

Flor de Luz.

 

2 comentarios