Pague nuestros productos hasta en 6 cuotas con sus tarjetas de crédito preferidas:

flores de bach comprar cuotas santiago

Artículos

jue

01

ago

2013

La sonrisa interna

sonrisa interna flores de bach eft curso meditacion reflexologia
Cuando estés sentado sin nada que hacer, relaja la mandíbula inferior
y abre ligeramente la boca.

Empieza a respirar desde la boca, pero sin profundidad.
Deja que el cuerpo respire, de modo que la respiración sea superficial
y se haga cada vez más superficial.
 
Y cuando sientas que la respiración es muy superficial y tengas la boca y la mandíbula sueltas, todo tu cuerpo se sentirá muy relajado.

En ese momento, empieza a sentir una sonrisa:
no en la cara, sino en todo tu ser interno.

No es una sonrisa que viene de los labios:
es una sonrisa existencial que se extiende por dentro.

No hace falta sonreír con los labios del rostro,
es como si sonrieras desde el vientre.

Y es una sonrisa, no una risa, de modo que es muy, muy suave,
delicada, frágil, como una pequeña rosa que se abre en el vientre, permitiendo que su fragancia se extienda por todo el cuerpo.

Cuando conozcas qué es esta sonrisa,
podrás sentirte feliz durante 24 horas.

Y cuando sientas que estás perdiendo esa felicidad, cierra los ojos,
y retoma otra vez esa sonrisa, que volverá a estar ahí.

Durante el día puedes recuperar la sonrisa interna
todas las veces que quieras.

Siempre está allí.
 
OSHO
0 comentarios

lun

10

dic

2012

A pocos días del 21 de diciembre de 2012

flores de bach medicina natural venta online santiago chile

En este preciso instante nos encontramos a pocos días de la tan ansiada y anhelada fecha correspondiente al 21 de diciembre de 2012. Mucho se dice sobre este día, mas hay muy poca claridad sobre qué es lo que sucederá realmente en el tan mencionado “día del fin de este ciclo”. ¿Qué sucederá, qué hacer?

 

Algunos dicen que comenzará una presunta “era dorada” de amor y felicidad de un momento a otro, gracias a la intervención de seres divinos o más evolucionados que nosotros. Otros aseguran que vendrán grandes catástrofes de las que nadie se salvará, un Armagedón implacable. Hay otros que dicen que la humanidad deberá pasar una tribulación luego de la cual aprenderá grandes lecciones para, con el paso del tiempo, crear un mundo mejor. También se dice que pcoso elegidos se salvarán, sólo los más “despiertos”; hasta se menciona la cifra de 144.000 personas.

 Son muchas las versiones y teorías. Mucho mayor es la confusión y ansiedad que esto ha generado en la gente en general. Las diferencias son grandes entre cada una de las mil posibilidades en torno al caso, pero la mayoría parece apuntar a ciertos factores comunes: un despertar espiritual colectivo y la creación de una “nueva Tierra”, lo cual debiese traer grandes buenas nuevas a la manera en cómo vivimos. La forma en que esto suceda y las consecuencias que esto traiga es donde mayor rivalidad hay.

 

Siendo sincero, me parece que gran parte de la información al respecto no ha hecho más que confundir a la gente y, más que “traer luz”, ha ensombrecido en mayor o menor medida a las conciencias que se han dejado llevar por todas aquellas voces sobre el tema. Es cierto también, que se habla mucho de luz respecto al supuesto cambio de era, muchas noticias de bienaventuranzas futuras luego de la fecha y se plantean ideas muy bellas al respecto, pero por más “luminosas” que sea esta información, no es más que sombra espiritual en la mayoría de los casos.

Promesas, promesas y promesas. Posponer la felicidad hasta forjar una “nueva Tierra”, hasta que pase la fecha y se den todas las condiciones externas para ser felices. Antes de eso parece imposible ser felices o espirituales: “¡tenemos que estar en la era de Acuario para vivir la vida que siempre hemos soñado..!”, “tenemos que ascender hasta la 5ª dimensión para poder ser felices!”. Pues no, eso lo puedes hacer ahora mismo, no tienes que esperar nada. Miles de personas a lo largo de la historia han sido felices y tremendamente “espirituales” en épocas mucho peores que estas. El sufrimiento y el oscurantismo místico en el que nos vemos envueltos hoy en día son precisamente debido a un excesivo apego a lo exterior, al pasado y al futuro, a las formas; en desmedro de lo interior y del presente, no hay un equilibrio. ¿Cómo se va a generar un verdadero despertar espiritual, que no es más que fundirse profundamente con el Ahora, si partimos de una base donde se nos hace esperar hasta una fecha futura para lograrlo? ¿Qué pasa si luego de la fecha no ocurre nada? ¿Dónde quedará toda tu felicidad y esperanza?

 

La mente es la que pospone, la que analiza, clasifica y archiva. La conciencia, la vida, es la que vive, la que experimenta el presente en toda su profundidad. Las teorías sobre la era de Acuario parecen ser más una excusa mental, un nuevo plazo y una nueva meta para alcanzar lo que ya tenemos en este momento, que una verdadera intensificación de la conciencia. La idea de esperar hasta después del 21 de diciembre de 2012 para alcanzar la “iluminación espiritual” no es más que un concepto creado por la mente humana. Puede ser que luego de esa fecha la conciencia en el planeta se incremente dramáticamente y produzca grandes cambios en el globo, mas esos despertares no serán gracias a la espera, sino luego de salirse de ese juego, debido a que la conciencia ha penetrado lo suficiente en el individuo que ha despertado. El individuo abandona la absurda idea de esperar y adjudicarle su estado interior al cosmos y permite que la iluminación suceda aquí y ahora sin importar las circunstancias externas.

 

Si hubiese un real incremento de conciencia luego del 21 de diciembre, debería llevarte a abandonar las esperas, abandonar la religión, abandonar la devoción a deidades, abandonar el apego al bien y al mal y, principalmente, a abandonar el apego a la luz. La lucha entre la luz y la oscuridad es la mentira más grande jamás contada: mientras la sigas creyendo, no estarás viendo la realidad en toda su profundidad, sólo estarás apegado a un polo de ella, creyendo que hay una batalla donde sólo hay una danza. Estarás encandilado o en penumbras; en ambos casos igual de ciego. La vida es la vida. Incluso se habla de que la “nueva era” será sólo de luz, que no habrá noche, ni nada “oscuro”. ¿Es sano eso? Parece más una creación de una mente caprichosa y miedosa que parte de la naturaleza. Si sucede así, hay que adaptarse, pero las probabilidades son pocas, mira a la naturaleza y date cuenta.

 

¿Es el 21 de diciembre de 2012 una fecha de grandes cambios? Sí, todo momento es un instante de grandes cambios, porque la vida es cambio, es flujo, es movimiento. Si no, no sería vida. ¿Es el 21 de diciembre un día especial? Todos los días son especiales, especialmente los que están sucediendo Ahora, porque son los únicos en los que estás realmente vivo. ¿Pasará lo que tanto dicen que pasará? No hay forma de saberlo hasta vivirlo. Pase lo que pase, lo único importante es que fluyas con el cambio, con la vida. No importa si el new age tenía razón, si los mayas o los hopi tenían razón o si los conspiracionistas tenían razón: sólo fluye. Sigue a la vida, sigue al río: no es necesario pensar cómo será el río, ni quién predijo acertadamente cómo sería; sólo síguelo. ¿Cómo te vas a asegurar de hacerlo sin equivocarte? Vive el presente, sé natural, sé la naturaleza. Vive cada instante del río, así sabrás que no te has salido de su curso. Todo lo demás es accesorio y, si no tienes cuidado, probablemente te aleje mucho del río.

 

La naturaleza es la que está –o no- produciendo el esperado cambio: ni los maya, ni los hopi, ni los “seres de luz”. Síguela a ella a través del presente. Si no hay era dorada, vive el presente, vé con la naturaleza. Si la hay, vive el presente. Es el único despertar espiritual que siempre ha habido: reconocerte como la naturaleza jugando un papel humano para divertirse un instante. Ese despertar es en este momento, ahora. No es mañana, no fue ayer. Es ahora. Jamás ha habid condiciones mejores o peores para el despertar.

 

Recuerda, no idealices nada, eso es sólo algo mental. Si hay era dorada y llegan los extraterrestres, la abundancia es la tónica de la vida y la civilización se torna mucho más armónica y pacífica, te seguirás aburriendo, la ansiedad seguirá ahí, los celos seguirán buscando excusas para emerger. Trascender es algo que sucede ahora, viviendo el presente estés donde estés. Cuando te toque vivir el presente en un entorno más grato, vívelo, pero ahora tienes otro presente que, a menos que lo vivas, estarás desperdiciando terriblemente tu vida.

 

Escucha a la gente despierta, ellos te pueden dar el camino. No sirve escuchar a los ciegos de espíritu, ya sea que estén en la penumbra o encandilados: están ciegos. Mientras sigan creyendo en el bien y el mal, mientras sigan haciendo promesas, mientras sigan haciéndote esforzar por cultivar algo en ti, mientras no hablen más que de luz, sabrás que están ciegos.

 

Escucha a los verdaderos despiertos: Buddha, Lao Tsé, Jesús… Su mensaje es sobre la quietud, sobre vivir este instante profundamente, tan profundamente como puedas, sea como sea, sin apegos. Si la vida fluye hacia una era dorada, deja que te lleve y disfruta el viaje. Si no fluye hacia allá, deja que te lleve y disfruta el viaje. Ese es el despertar. Tú eres la vida danzando y cambiando, no eres el individuo caprichoso… Ese es el mensaje de los despiertos, eso es despertar. Buddha no era budista, Jesús no era cristiano: escucha a los despiertos, no a las tradiciones que sólo han empañado el mensaje.

 

Vive el presente, escucha el silencio. No necesitas creencias, ni tradiciones que sólo te quitan libertad y tu propia sabiduría.

 

 

*Usted tiene permiso de reproducir esta información siempre y cuando se cite la fuente original de donde extrajo el texto, es decir www.concienciapresente.wordpress.com o www.esenciasflordeluz.com y se deje este párrafo dando crédito al autor. Muchas gracias.

 

1 comentarios

vie

31

ago

2012

Más allá de las Flores de Bach - Terapias alternativas

Flores de bach terapias alternativas

Las flores de Bach y, por supuesto, todas las esencias vibracionales en general, son una poderosa herramienta de sanación y autoconocimiento, que podemos usar tanto en terapia de patologías físicas, como emocionales, mentales y también como un medio para facilitar el camino de autorealización espiritual. Sin embargo, su uso se extiende mucho más allá de estos horizontes e, incluso, las cualidades de cada esencia por sí sola son mucho más profundas de lo que se cree, debido a que hay un muy pequeño conocimiento de éstas, ampliamente extendido entre terapeutas y –lo que es peor- profesores del tema.

 

Las esencias vibracionales, famosas hoy en día por las flores de Bach, son la extracción de la vibración de vegetales, animales, personas, minerales y mucho más. Al hacer esto, el agua se carga con toda la información que contiene aquello que nos prestó su vibración. Finalmente, cuando consumimos esta esencia en “gotitas”, estamos adquiriendo esa información, estamos aprendiendo algo, es como si un maestro nos estuviese susurrando directo al inconsciente todo lo que tiene que enseñarnos; literalmente.

 

Lo que sucede hoy en día y que limita mucho el alcance de las terapias de este tipo, es que hay un pobre conocimiento de los verdaderos alcances de cada esencia. Muchos las ven como medicamentos estáticos y rígidos que sólo cumplen una determinada función. Sin embargo, son literalmente entidades vivas, son seres dinámicos con carácter, virtudes y puntos de vista, que nos son traspasados y de los cuales nosotros asimilamos aquello que necesitamos. Las esencias son seres, de hecho, son algo así como el “alma” de la flor, mineral o lo que sea que se haya utilizado para crearla.

 

La esencia es un alma que te enseña todo lo que sabe al consumirla, que incluso tiene una historia y que tiene estrategias para justificar sus estados de desarmonía, así como también para rearmonizarse.

 

Es muy común leer en esas guías básicas de flores de Bach en internet o en farmacias homeopáticas cosas como “Mimulus: miedo de origen conocido, Aspen: miedo de origen desconocido, etc.”. Está bien, son guías básicas que son de muy poca ayuda en un tratamiento real, pero que pueden ser útiles como recordatorios a terapeutas que las conocen en su verdadera dimensión. Lo que sí es bastante penoso es que hay cursos que no enseñan algo muy distinto a lo expuesto anteriormente.

 

Las esencias son personas, son maestros. Aspen no es “miedo de origen desconocido”, de hecho, ¿qué significa “origen desconocido”? Un ser en estado Aspen desarmonizado, está así porque algo le sucedió en el pasado, porque tiene carencias de ciertos pilares fundamentales de la personalidad, porque algo lo lleva a sentir que el mundo es hostil, que él está contra el mundo. ¿Es miedo de origen desconocido, entonces? No, Aspen es mucho más, el tratamiento es mucho más profundo si utilizamos un enfoque realmente holístico, de verdadera dedicación y análisis hacia nuestros pacientes.

 

El mundo de las infusiones vibracionales es muy hermoso, pero necesita con urgencia que se trate su conocimiento con la verdadera dimensión que tiene, así éstas pueden ser de mucho más ayuda. La medicina holística es profunda, es sanadora desde el alma, es dinámica; no es una versión new age de la medicina alopática.

 

 

Este 17 de octubre comienza un curso de formación de terapeutas florales de Bach en Santiago centro. Puede informarse más en los siguientes enlaces:

 

http://www.ajnaom.cl/cursos/curso-flores-de-bach/

http://www.esenciasflordeluz.com/cursos-y-talleres/curso-flores-de-bach/

 

0 comentarios

vie

03

ago

2012

Qué es la meditación

Muchas personas practican y han practicado esta maravillosa disciplina a lo largo de los siglos y quizás antes. Hoy en día la meditación ha adquirido fama y está siendo cada vez más solicitada por el común de las personas.

 

¿Pero qué es la meditación? La meditación es observación, observación pura, nada más que eso. Con el paso de los años se ha ido alterando el concepto: la gente le ha ido incorporando frases, técnicas y toda clase de adornos que no son más que bastones que ayudan al no-meditador a acercarse a la meditación.

 

La meditación es observación, no se sentarse a meditar, no es algo que se pueda forzar. Sucede sola si lo permites. La idea de practicar la meditación no es lograr que suceda, sino que permitir que suceda. No la puedes provocar tú mismo, porque cuando meditas tu no estás realmente, tu identificación con el ego -lo que llamas yo- se vuelve un pequeño juego y aparece tu verdadera identidad: la vida. No puedes “hacer” meditación, porque el meditador no es el ego, sino que es tu verdadero ser.

 

Meditación es reconocer tu verdadera identidad, trascender el ego. No es eliminar el ego, no es “desaparecer”, ni tampoco escaparse de la vida terrestre. Menos aún es concentrarse en la respiración, ni recitar mantras. Eso te ayuda a lograrlo, pero no es lo que buscas. Como dice un dicho budista: “el dedo que apunta a la luna no es la luna”.

 

Meditar es lo más fácil del mundo, está sucediendo siempre, sólo tienes que empezar a notarlo. Pocos lo han logrado debido a que la meditación se ha ido deformando con el tiempo, como todo. Pero si la practicamos en su esencia más pura, libre de interpretaciones y adornos culturales, convirtiéndola en el fenómeno más simple, debido a que es la esencia misma de todo ser viviente; la meditación sucede fácilmente.

 

Observar más allá del sueño, más allá de la ira, más allá de la pena, más allá del aburrimiento y de las preferencias personales. Meditación.

 

 

-------------------- 

Si desea aprender más sobre cómo meditar, puede informarse sobre el taller de meditación que se estará dictando cada dos meses en el centro de medicina natural Ajna Om.

 

http://www.esenciasflordeluz.com/cursos-y-talleres/taller-meditaci%C3%B3n/

 

***Para quienes deseen copiar o publicar este texto en otro lugar, por favor les pedimos que dejen intacto el contenido de éste y citen la fuente original. Muchas gracias.***

 

0 comentarios